Sábado, Diciembre 16, 2017

Slider top

  • cabezal.jpg
  • IMG_20140926_092050.jpg
  • IMG_20140926_094626.jpg
  • Skidder-2-modificado-slide.jpg
  • tres-chorros-modificada.jpg

Historia

En la década del 70 la Provincia del Neuquén consideraba a la forestación como una de las áreas prioritarias en su plan de gobierno.

En  el  territorio  provincial  había una  extensa  superficie con condiciones ecológicamente aptas para forestar; el gobierno consiente de ello elabora un Plan de Forestación que comenzó a implementarse durante 1974.

Se encargó a los organismos técnicos y de planificación (COPADE) los estudios para conformar una entidad de tipo empresarial  que combinara las políticas estatales con la experiencia del sector privado, y permitiera canalizar el ahorro y las inversiones para el desarrollo forestal.

Luego de analizar las alternativas posibles, el gobierno resuelve según las facultades otorgadas por la Ley Nº 790/73, promover la creación de una SA con participación estatal mayoritaria del estado provincial, en los términos de la Ley 19550 de Sociedades Comerciales, creándose la Corporación Forestal Neuquina.

CORFONE S.A. comenzó a transitar, desde su fundación, diferentes etapas de expansión para consolidar los objetivos fijados por sus fundadores y constituirse en una empresa forestal integrada, produciendo desde la semilla hasta la madera elaborada.

Los objetivos sociales se fueron consolidando de manera creciente, participando activamente de nuevas zonas productivas, creando riqueza forestal y permanentes fuentes de trabajo en el interior provincial.

Uno de los factores más importantes para ejecutar los planes forestales, fue disponer de tierras aptas para las plantaciones.

Los estudios de las nuevas zonas de plantación se consideraron de suma importancia para avanzar, con bases sólidas, hacia la creación de cuencas forestales y futuros polos industriales.

En el sector de salicáceas, durante los primeros años, fueron necesarias grandes inversiones en infraestructura, sistemas de riego, y sistematización de suelos para transformar tierras improductivas en campos bajo riego y consolidar las obras y las plantaciones.

El sector coníferas fue el eje productivo de la empresa, debido a la capacidad de los sitios de plantación de la zona cordillerana. La preparación de los campos requirió de estudios con organismos provinciales, reconocimiento en el terreno y la planificación de las tareas productivas.

La delimitación y el trazado de los rodales a forestar, demandó numerosas actividades como la confección de alambrado perimetral, construcción de caminos internos, cortafuegos y en ocasiones, puentes y alcantarillas.

Las obras de infraestructuras fueron de gran magnitud, desde el desarrollo de los viveros hasta las instalaciones necesarias en cada campo para el alojamiento del personal y la protección de equipos.

Diferentes organismos provinciales colaboraron permanentemente con la empresa, entre ellos la Dirección de Bosques, Dirección de Tierras, la Dirección Provincial de Vialidad y todos los municipios donde se desarrollaron los trabajos.

Los planes forestales demandaron diversas experiencias en zonas potenciales y ensayos de diversos orígenes de coníferas. En otras oportunidades, la actividad se basó en resultados de parcelas de pueba instaladas por la Dirección de Bosques de la Provincia.

Los primeros campos fueron forestados a una alta densidad y la falta de experiencia en plantaciones comerciales, demandó sucesivos programas de reposición para alcanzar la condición de “plantación lograda” y aumentar su rentabilidad.

Se realizaron permanentes inversiones para la importación de semillas de pino ponderosa y otras coníferas, las que fueron destinadas a viveros propios y estatales.

El manejo silvícola fue una de las actividades implementadas para conducir el monte forestal a rendimientos finales de calidad, de acuerdo a los crecimientos demostrados en cada zona.

Fueron implementados programas de prevención y control de incendios forestales, con medidas para preservar el patrimonio forestal, a través de equipamiento, la capacitación del personal y el mantenimiento permanente de los cortafuegos.  También se implementaron programas para el control de plagas, más precisamente, Sirex noctilio. Este programa de control biológico se desarrollo en todo el área forestada de la provincia, tanto en predios privados como públicos. Para esto se trabajo en conjunto con el personal de la Dirección de Bosques de la Provincia del Neuquén. Como resultado de este programa se logró introducir el nematodo Beddingia siricidicola, controlador biológico de S. noctilio.

Los productos obtenidos durante las labores culturales de las plantaciones y por el manejo del bosque nativo, como la leña, rollizos, varillas, puntales y postes, contribuyeron a generar ingresos regulares mediante su comercialización.

El operativo leña fue implementado con convenio con el estado provincial para realizar el abastecimiento a bajo costo de material combustible a escuelas, centros de salud, destacamentos de policía y otras dependencias del interior neuquino.

El crecimiento y manejo de las plantaciones determinó que la empresa aumentara su participación en el sector industrial, con el fin de obtener productos de mayor rentabilidad en el mercado maderero y recoger experiencia para el ciclo final de producción.

En las primeras etapas de la actividad fue utilizada materia prima del bosque nativo y durante las últimas temporadas comenzaron a industrializarse productos de las forestaciones propias, instalando plantas cercanas a las mismas con el objeto de alcanzar la integración materia prima-industria.

El área tecnológica fue una preocupación constante de las autoridades, incorporando en diferentes temporadas, equipos y máquinas para el mejoramiento de las técnicas de vivero y el procesamiento industrial de productos resultantes del manejo silvícola.

Corfone S.A. fue incorporando en cada período un nuevo eslabón a su integración vertical, avanzando con la experiencia necesaria hacia el ciclo productivo de explotación comercial de sus plantaciones y afirmando su posición entre las empresas forestadoras argentinas.

La consolidación de su capacidad operativa en las últimas temporadas, hizo posible que comenzara a brindar servicios a empresas e instituciones interesadas en realizar inversiones forestales en la Provincia, ampliando su gestión empresaria y participando en nuevos proyectos productivos y sobre medio ambiente.

 

Foto Don Felipe CORFONE

GALERIA DE IMAGENES

LISTADO DE MADERAS PARA LA VENTA

 

 

LISTADO DE PLANTAS PARA LA VENTA

productos venta plantas 2